7 abril, 2015

¡Otra vez NO, Satán!

CARTA #2

Ese fue mi primer pensamiento al ver que me había vuelto a hablar, si, había vuelto a figurar en mi vida. Obviamente no estoy hablando de Satán, especifiquemos, estoy hablando de un hombre, algo así como un ex. Y digo algo así porque todavía no me queda claro lo que fuimos, pues él tenía novia y yo ya estaba saliendo con alguien, antes de que juzgues, simplemente pasaron cosas entre los dos porque había mucha química, pero solo eso.

Él, me gustaba pero nada más. Cuando me sale hace poco con un saludo en el chat del Carelibro, literal, ¡me fui de espaldas! No suelo revivir mis pasados, lo que paso es mejor dejarlo así. Pero cuando me saludó, tuve que devolverle el saludo, mi mamá me enseño de pequeña a saludar así no quisiera, por pura educación lo hice, y comenzamos a hablar. Un rato después me dijo que le diera mi número de celular que dizque para llamarme porque yo le hacía falta, ¡JA! Ese cuentico se lo cree él y la mamá de él, pero bueno como para no ser descortés, se lo di… el número, aclaro.

Ese mismo día ya llegando la noche me llamó, hablamos un rato y cuando colgamos me pregunte a mí misma – ¿por qué te involucraste antes con semejante perdedor?-, lo que pasa es que es muy lindo, pero es un pobre que no tiene ni sur ni norte. Más tarde el susodicho me siguió hablando por el whatsapp, (ahh! Que error más garrafal fue haberle dado mi número).

Después de mucho hablar me dice que “Me quiere”… Otra vez no Satán!! ¿Y que le paso a este? Desde ahí no ha dejado de invitarme a citas. Mi pregunta es ¿por qué los hombres LES ENCANTA hacer este tipo de cosas? Si solo quiere follar que no bote más tiempo y se lo pida a otra, que viejas para eso hay y baraticas. Yo salgo muy cara, y encima soy complicada. ¿Para qué invierte tanto tiempo?, si ya tuvimos nuestro cuento y fue chévere mientras duro.

Mi conclusión final es que debo volverme un poco más descortés, si analizamos un poco, todo comenzó porque desde pequeña me educaron para responder los saludos, así no quisiera, tendré que olvidar la educación que me inculcaron y en definitiva volverme una tirana y no contestar a la gente que no quiero.

Anuncios

Join the conversation! 2 Comments

  1. […] te soporta las mil tropecientas veces que lloraste por el tipo que se fue… y después volvió ¡Otra vez NO, Satán! (Secuela de “Tipos que no valen la pena”). La que, aunque no se parezcan te confirma lo bonito […]

    Me gusta

    Responder
  2. […] te soporta las mil tropecientas veces que lloraste por el tipo que se fue… y después volvió ¡Otra vez NO, Satán! (Secuela de “Tipos que no valen la pena”). La que, aunque no se parezcan te confirma lo bonito […]

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Categoría

Curiosidades

Etiquetas