No puedo perder la costumbre de abrir esta nueva temporada de publicaciones que no sea con mis amadas #CARTAS. Este tema que voy a tocar hoy, curiosamente ha sido el tema de conversación entre mis amigas y yo, de unos meses para acá.

Si bien TINDER no es una novedad, para nosotras se convirtió en el summer challenge y por supuesto no hay otra manera de hablar de algo que no sea probándolo. Descubrir cómo funciona, que beneficios trae (si es que por alguna razón tiene beneficios) y el “no morir en el intento” puede pasar de ser un pasatiempo al reto de la vida.

El ser soltero no es un problema como tal, de hecho puedo ser una convencida de que la gente es más feliz soltera que cuando se comprometen, y no porque el amor sea “la bruja malvada del cuento” sino porque a nosotros se nos facilita complicarnos la vida, demasiado. Y por esto el título de este post; el problema no es ser soltero, es querer dejar de serlo. Porque eso es lo tedioso del asunto, implica ser vulnerable, llegar a tolerar cierto tipo de cosas que no tolerarías por lo general… fingir que no te molestan para no pasar como una loca (porque SI, todos fingimos, unos más que otros pero eso hace parte de la selección natural), somos políticamente correctos y en definitiva hace que adoptemos comportamientos que no son necesariamente nuestros pero está bien que sea así, por el momento.

Por supuesto como les estoy hablando de Tinder, es más que evidente que seguimos solteras. Después de relaciones fallidas y de los grandes interrogantes que eso deja (hablaremos de eso en otras publicaciones, porque si, eso da para unas cuantas más), empezamos a tener una pequeñísima fe en este tipo de redes sociales porque resulta que de manera milagrosa hubo una amiga de la prima de la hermana de la vecina que consiguió un novio extranjero y se van a casar (1 en 10.000.000.000.000), y si a ella le pasó por qué no a nosotras.

No hay manera de que eso resulte, eso es peor que una cita a ciegas organizada por los amigos. Si en la vida real no hay de donde echar mano por ahí menos, y no porque seamos exigentes pero es que como decimos en Colombia: “con eso no se hace un caldo”. Es una manera desesperada de conseguir entablar lazos con alguien, si en la vida real no hay quien se comprometa y ofrezca en términos lógicos lo que implica ese compromiso, una foto mucho menos.

Ahora, aparte de que el acto de descartar a alguien con solo deslizar el dedo en la pantalla ya es denigrante (y lo peor es que nos colocamos en esa situación conscientemente); viene la parte más maravillosa de todo este experimento, si por alguna razón conseguiste, tu mujer, un “like” reciproco… él no va a cometer la osadía de hablarte. Así como es en la vida real, así también es en Tinder y todas las redes sociales. O sea, al final lo único que vas a conseguir son unos cuantos chulitos verdes, que harán que pienses que todavía puedes ser deseada por alguien aunque ese alguien haya empeñado los huevos para hacerse una depilación de cejas y poder salir decente en la foto, cuya razón hará que no sea capaz de escribir: HOLA.

Con esto no quiero decir que así le pase a todo el mundo, solo fuimos cuatro chicas aventurándonos por el mundo cibernético fracasando exitosamente, tal vez tu puedes ser como aquella que consiguió carne extranjera en el lugar más trivial. O el conseguir “me gusta” sea suficiente para llenar las expectativas de tu autoestima y de esta manera convertir a TINDER en una de las aplicaciones de citas más importantes en el mercado digital con más de 50 millones de usuarios.

Algo estamos haciendo muy mal, y alguien se está haciendo millonario con eso ¡BRAVO!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

About Alejandra Macías

LA CULTURA ES EL EJERCICIO PROFUNDO DE LA IDENTIDAD. - JULIO CORTÁZAR. En la necesidad pura y visceral de encontrar el camino que debo recorrer entendí que no había otra manera que saber y entender de dónde vengo, por esto, este proyecto es un sueño encarnado en lo más profundo de nuestro corazón. Las nuevas generaciones cargamos a cuestas una herencia maravillosa pero una llena de dolor a su vez. El salir de nuestro territorio significa exponer las cosas que con esfuerzo hemos tratado de dejar atrás pero que lamentablemente el olvidar implica mucho más que solo avanzar. Pero como lo dije antes no hay manera de dejar el pasado sino lo entendemos y en medio de todo, encontramos misericordia en aquello que ha dejado heridas y huellas. En el arte me encontré, descubrí nuestros miedos y también muchos sueños, que gracias a Dios ganan en número a los temores que heredamos o nacieron con nosotros. Música, pintura, actuación, gastronomía, danza, literatura, y todo cuanto creamos para plasmar lo que sentimos, somos y en lo que creemos es el camino que hoy escogemos recorrer; y con el deseo enorme que nuestra gente lo camine de la mano con nosotros. Alejandra Macías. Editora General

Categoría

Curiosidades

Etiquetas

, , , , , , , , , ,