En definición, en el siglo XX, la palabra TRAJE se refiere al traje masculino que consta de chaqueta, pantalón y en ocasiones con chaleco, confeccionados en un mismo textil. De este modo se suele llamar traje a la vestimenta masculina para actos solemnes o de “etiqueta” siendo afín al traje de ceremonia. También se le llama traje al vestido femenino corto de una sola pieza y traje de chaqueta al de corte recto basado en una chaqueta y una falda, o un pantalón que hagan juego con la chaqueta femenina, este traje femenino suele ser llamado tailleur (traje sastre).

“El traje moderno apareció hacia mediados del siglo XIX en Inglaterra donde se desarrollaron los patrones que aún hoy son vigentes y copiados en diversas regiones del mundo, pero los orígenes de su forma se pueden remontar a la revolución en el vestido masculino fijado por Carlos II, rey de Gran Bretaña en los años 1660. En Versalles se decretó en 1666 que en la corte los hombres tenían que usar una capa larga o chaqueta, un chaleco, un pañuelo, una peluca y los pantalones recogidos en la rodilla, así como un sombrero para el exterior. Las capas con los pantalones o incluso el chaleco que combinaban han alternado su vigencia durante los pasados cuatro siglos, si bien el moderno traje de salón todavía se deriva de los trajes históricos”. — Wikipedia —

En cuanto a patronaje, corte y estructura original se ha mantenido por más de cuatrocientos años con ajustes en textiles y forma, según la época. Convirtiéndose no solo en un traje de etiqueta masculino, sino en el atuendo de cotidianidad de quienes trabajan en oficinas. Al comienzo perteneciendo a altos cargos dentro de una industria o compañía hasta integrarse a el resto de trabajadores como parte de la “buena presentación personal”.

A estos cambios le sumamos uno bastante importante, el uso de traje pantalón para la mujer, una propuesta que con el transcurso de los años y la fuerza de algunos movimientos sociales que se han incorporado, ha hecho de este una tendencia desde las calles hasta las pasarelas más importantes en la industria de la moda. Antes el uso del traje, daba a entender posición social y parte de un protocolo que se debía cumplir en el ámbito laboral. Ahora representa para la mujer la libertad de querer vestir lo que quiera, no dejando de respetar ciertos “protocolos” pero si con la autonomía de elegir como y cuando vestir un pantalón.

Por supuesto como tendencia de moda se debe entender el poder de este en el armario de la mujer, una bandera izada de dominio propio, individualismo y permisión de quien es, y lo que quiere decir al mundo sin necesidad de abrir la boca. Esta como muchas otras tendencias, más allá de ser “moda”, son  definitivamente parte de una evolución; seguramente no a la velocidad y con los resultados que se necesitan, sin embargo poniendo a la luz la necesidad de cambio y de hacer algo al respecto, con convicción y real entendimiento de que el vestir más que una apariencia, es el espejo y el síntoma de una sociedad urgida de transformaciones duraderas. Muchas veces damos por sentado la “libertad” que tenemos como género en este momento, el usar pantalón es muy normal en estos tiempos pero llegar hasta este punto nos ha tomado muchos años; por esto ver moda desde un punto de conciencia y apreciación nos permite hacer una introspección de lo que somos y hasta donde hemos llegado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

About Alejandra Macías

LA CULTURA ES EL EJERCICIO PROFUNDO DE LA IDENTIDAD. - JULIO CORTÁZAR. En la necesidad pura y visceral de encontrar el camino que debo recorrer entendí que no había otra manera que saber y entender de dónde vengo, por esto, este proyecto es un sueño encarnado en lo más profundo de nuestro corazón. Las nuevas generaciones cargamos a cuestas una herencia maravillosa pero una llena de dolor a su vez. El salir de nuestro territorio significa exponer las cosas que con esfuerzo hemos tratado de dejar atrás pero que lamentablemente el olvidar implica mucho más que solo avanzar. Pero como lo dije antes no hay manera de dejar el pasado sino lo entendemos y en medio de todo, encontramos misericordia en aquello que ha dejado heridas y huellas. En el arte me encontré, descubrí nuestros miedos y también muchos sueños, que gracias a Dios ganan en número a los temores que heredamos o nacieron con nosotros. Música, pintura, actuación, gastronomía, danza, literatura, y todo cuanto creamos para plasmar lo que sentimos, somos y en lo que creemos es el camino que hoy escogemos recorrer; y con el deseo enorme que nuestra gente lo camine de la mano con nosotros. Alejandra Macías. Editora General

Categoría

Fashion

Etiquetas

, , , , , , , , ,