Realizar ejercicio en estado de embarazo tiene maravillosos resultados para tu salud porque disminuye las molestias comunes del embarazo, mejora tu estado de ánimo, ayuda a dormir mejor, prepara el cuerpo para el parto y uno de los beneficios que sé que les va a gustar: puede facilitar la recuperación de la figura después del nacimiento de tu bebé. Otro dato importante para mantenerse activa durante el embarazo es que se reduce el riesgo de desarrollar diabetes gestacional y preclamsia. La diabetes gestacional se desarrolla cuando tu cuerpo no puede utilizar o producir insulina de manera eficiente, y la preclamsia es una complicación del embarazo que causa hipertensión arterial, o sea, presión alta. Las dos son de mucho riesgo para ti y el pequeño que viene en camino. El ejercicio podría ayudar a controlar y prevenir, por supuesto junto a una alimentación balanceada.

pregnant5

Los médicos recomiendan a las mujeres que antes de su embarazo realizaban alguna actividad física y no tengan complicaciones en el embarazo, pueden continuar con la actividad física moderada, ejercitándose todos los días de la semana o la mayoría. Para aquellas que quieren empezar a ejercitarse, el embarazo no es el momento adecuado para que pruebes cosas nuevas, caminar es una buena manera de mantenerte activa. Cualquiera que sea tu caso siempre es importante consultar con tu médico antes de empezar alguna actividad o ejercicio físico, y cuando la desarrolles prestar mucha atención a tu cuerpo, escucharlo y estar atenta a esas señales que nos indican que algo nos duele o es incómodo. Recuerda que no hay que exagerar ni tener demandas físicas extremas, ten un par de días de descanso, esto también es vital.

Mujeres, quiero dar a conocer 13 reglas que son fundamentales para ejercitarnos de manera segura durante el embarazo, aplica para cualquier tipo de mujer, sea la atleta o la que desea estar más activa durante su embarazo. Debes cerciorarte que las conozcan y/o apliquen en el lugar y con los profesionales donde realices el ejercicio:

  1. Consulta con tu médico.
  2. Consume suficientes calorías; ya que al hacer ejercicio las quemas pero tu cuerpo necesita estar fuerte y bien nutrido.
  3. Evita siempre los deportes peligrosos: como el baloncesto, el fútbol, cabalgar, montar bicicleta, esquiar, deportes con raquetas, bucear.
  4. Viste ropa cómoda, apropiada y fresca.
  5. Haz siempre ejercicio de calentamiento antes de empezar: esto prepara tus músculos y articulaciones, te protege de lesiones y/o sentir más dolor al día siguiente.
  6. Bebe mucha agua: antes, durante y después de tus ejercicios, esto te mantiene hidratada y es muy importante para ti y tu bebé.
  7. No hagas ejercicio acostada boca arriba: esta posición presiona una de las principales venas del cuerpo, la vena cava, puede disminuir el flujo sanguíneo al cerebro y útero, produciendo mareos y falta el aire.
  8. Mantenerse en movimiento cambiando de posición o caminando sin desplazamiento en el lugar donde estés de pie, esto evita la acumulación de sangre en las piernas y podría disminuir el flujo sanguíneo hacia el útero.
  9. No exageres en la actividad que realices: no hagas ejercicios hasta que no puedas más, es decir, si no puedes hablar con facilidad mientras estas en movimiento, disminuye inmediatamente el ritmo. Recuerda escuchar tu cuerpo.
  10. Evita ejercitarte en ambientes muy calurosos o húmedos, ya que a tu cuerpo le cuesta más regular la temperatura. Si te pasa, detén lo que estés haciendo y busca un lugar o, ambiente más fresco.
  11. Levántate lentamente; mes a mes va creciendo tu panza y cambia el centro de gravedad, puedes perder el equilibrio y caerte.
  12. Refréscate y estira al terminar; esto permite que tu frecuencia cardiaca se normalice gradualmente y ayuda a prevenir dolores musculares.
  13. Ten el hábito de hacer ejercicio. Es más fácil que tu cuerpo se adapte a hacer ejercicio regularmente, que tener periodos sedentarios y de vez en cuando tener actividad, los cambios serán más evidentes.

pregnant3

Para finalizar te cuento cuales son las actividades que suelen ser seguras para las mujeres embarazadas (siempre consultarlo previamente con tu médico). Estos son algunos de los ejercicios cardiovasculares: caminar, nadar, ejercicios aeróbicos de bajo impacto, bailar y correr. Y estos son ejercicios de flexibilidad y fuerza: yoga, estiramientos, ejercicios con pesas.

Recuerda que todo esto depende del estado de tu cuerpo, si eras ya deportista o amateur. Por experiencia propia te recomiendo que te animes a tener una vida sana, un embarazo activo y saludable, es real que ayuda en el momento del parto y la recuperación verás que es mucho más rápida, no fácil. Además preparas el cuerpo para cuando tengas a tu bebe en brazos una que sí que requiere fuerza, resistencia y demasiado amor ¡que disfrutes el camino a la maternidad!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categoría

Lifestyle

Etiquetas

, , , , , , ,