Los silencios han sido durante muchos años la obligación para mantenerse con vida frente al poder. El emitir mensajes o dar discursos era asunto de aquellos que tenían el “derecho” y la “autoridad” de hacerlo; en el momento en el que alguien “no digno” – según los mencionados anteriormente– se disponían a comunicar sus deseos […]

Yo no he tenido ese instante de pánico cuando envías un mensaje a la persona equivocada ¡Gracias a Dios! Mensajes hay de todo tipo desde los más inocentes hasta el peligroso “sexting”, a modo de confesión les tengo que contar que tuve un novio genio al que le conté algo confidencial y el muy habilidoso […]