Los silencios han sido durante muchos años la obligación para mantenerse con vida frente al poder. El emitir mensajes o dar discursos era asunto de aquellos que tenían el “derecho” y la “autoridad” de hacerlo; en el momento en el que alguien “no digno” – según los mencionados anteriormente– se disponían a comunicar sus deseos […]